Viajar con niños es más fácil con los accesorios adecuados

Puede suceder que surja la oportunidad de hacer un viaje justo cuando el pequeño acaba de llegar. Renunciar a la opción de irse porque el bebé todavía es demasiado delicado puede resultar una mala elección. Con las debidas precauciones y teniendo en cuenta los consejos del médico, podrás disfrutar del viaje y asegurar un cuidado perfecto para tu bebé recién nacido.

Hay algunos consejos que hacen que viajar con bebés sea menos difícil de lo que parece. Lo importante es salir organizado para estar preparado para afrontar lo imprevisible. Pero es importante resistir la tentación de sobrecargarse y arriesgarse a convertir el viaje en una masacre.

Algunos accesorios son bien conocidos y probados, mientras que otros acaban de salir al mercado. En algunos casos parecen extravagantes, a veces demasiado caras en comparación con el tiempo real en que se utilizarán. La mayoría de las veces ofrecen soluciones innovadoras pero adaptadas a las necesidades contemporáneas.

El objetivo de los dispositivos para llevar de viaje es solo uno: permitir que jóvenes y mayores pasen tiempo de calidad juntos.

Viaja en coche de forma organizada

Lo primero que debe hacer cuando viaja con un niño menor de 12 o 36 kilogramos es equipar el automóvil con un asiento para niños. No es posible viajar de otra manera porque los cinturones de seguridad del automóvil no están aprobados para proteger a los niños en caso de accidente.

Dependiendo de las distancias a recorrer, será bueno hacer una mayor inversión para garantizar el máximo confort durante el trayecto. Hay modelos especialmente diseñados para proteger la cabeza y el costado, para garantizar la seguridad incluso en caso de impacto lateral.

Las telas de los asientos pueden ser muy cálidas y sintéticas. A los pequeños a menudo no les gusta sentarse en su asiento porque les hace sudar y tienen una sensación desagradable. Para que el asiento sea más cómodo y acogedor, se puede cubrir con telas frescas y transpirables.

La almohada de viaje puede ser útil para evitar que la cabeza cuelgue cuando el bebé se duerme. Para que el viaje sea cómodo, también es bueno protegerse del sol directo y los parasoles clásicos cumplen bien su deber. Pueden tener decoraciones temáticas y ser más bonitas a la vista. Un espejo retrovisor especial para observar lo que sucede en los asientos traseros puede ser una herramienta útil para evitar volcarse mientras conduce.

Cómo simplificar los viajes aéreos

El espacio en el avión es limitado y hay que optimizarlo para estar cómodo y no sentirte atrapado cuando necesitas tener todo a mano.

En el mercado, puedes encontrar una buena tumbona (aquí tienes los mejores modelos) para colocar directamente en la mesa reclinable frente al asiento. Son soportes sencillos de usar de forma segura ya que te permiten anclarte firmemente frente a ti.

El sueño de los niños mayores también se puede garantizar en los casos especiales que se abren para acomodar el cuerpo del bebé. Descansan directamente sobre el asiento contiguo al suyo convirtiéndose en cunas en todos los aspectos. La belleza de estas soluciones es que también le permiten llevar artículos útiles en los cómodos bolsillos laterales.

Para tener todo a mano incluso durante el vuelo, puede colgar un soporte de tela lleno de bolsillos en el respaldo del asiento frente a usted donde puede guardar todo lo que necesita para cambiarse sobre la marcha, dejar que su bebé juegue o encuentre una toalla cuando la necesite.

El tren y el barco pueden ser una solución adecuada para los niños

Viajar en tren o en barco cuando tienes que recorrer largas distancias es una buena solución porque tienes mucho más espacio y puedes llevar más artículos realmente útiles. El viaje puede realizarse en parte en la litera o en la cabina donde podrás organizar todo lo necesario para cambiarte, comer y dormir con más facilidad.

La maleta para montar es la mejor forma de conseguir que los más pequeños traigan sus propias cosas. Y también se pueden arrastrar con el carro cuando la fatiga es excesiva. Están disponibles en muchas formas, tamaños y decoraciones. Todo es perfecto para entretener a los niños un poco mayores dejándolos jugar incluso en los momentos muertos.

Aquí también es posible llevar la silla de paseo, mientras que en el avión existe un alto riesgo de que desaparezca en la bodega porque el personal decide que es imprescindible ir a bordo. El soporte para llevar al niño debe ser lo más ligero y manejable posible, de esta forma será fácil moverse incluso durante las fases de embarque o desembarque del medio de transporte.

Lo que necesitas cuando llegas a tu destino

Puede encontrar la solución adecuada para sus necesidades y su estilo de atención para cada una de las necesidades primarias del bebé. Por ejemplo, si el destino no dispone de cuna, puedes optar por la más tradicional de las cunas de camping como alternativa a compartir tu cama. Se cierra completamente y ocupa poco espacio, es ideal si viajas en coche y tienes mucho espacio disponible.

Aquellos que quieran mantenerse más ligeros pueden optar por reductores para que se anclen al colchón y duerman todos juntos, o hay laterales hinchables para evitar el riesgo de que los niños mayores que duermen solos se caigan de la cama.

Los cambios se realizan en todas partes, pero es recomendable confiar en una superficie limpia e impermeable para evitar posibles desastres. Los cambiadores portátiles son una gran solución en este sentido. Por lo general, también están estructurados para adaptarse a cualquier necesidad cambiante, transformándose en una bolsa de lona.

Para la comida del bebé, es el calienta biberones el que salva las situaciones más críticas, funciona bien si necesitas calentar leche o papilla, estés donde estés con o sin conexión a la red eléctrica.

Para limpiar adecuadamente los biberones, puede contar con esterilizadores portátiles de viaje que se pueden usar donde y como los necesite sin límites.

Para sentar al pequeño a la mesa, existe la trona de viaje o el asiento elevador más compacto y está bien anclado gracias a los cinturones de seguridad incluidos. También se pueden utilizar otras soluciones para asegurar al bebé a la silla. Como el cinturón especial que se utiliza para atar el cuerpo del niño al del adulto, de modo que pueda sentarse a horcajadas sobre el niño mientras tiene las manos libres. Una pequeña nota de prensa que te permite disfrutar de una comida o cena en el restaurante con un poco más de autonomía.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *