Viajando con niños, el aeropuerto

El centro romano está equipado con todo el equipamiento necesario para que viajar con los más pequeños sea mucho más fácil y menos estresante.

Muchos nuevos padres dejan de viajar por miedo a enfrentar dificultades indescriptibles, perder a los pequeños en las puertas y encontrarse persiguiendo a los pequeños salvajes hasta la cabina. Después de todo, los eventos imprevistos a los que los niños se acostumbran durante las aventuras diarias pueden actuar como un impedimento para elegir viajar en avión en lugar de en automóvil.

Pero no hay por qué entrar en pánico. Muchos padres han conseguido volar con sus pequeños, muy pequeños o mayores, y también han conseguido divertirse. Y contárselo a otros padres para que compartan su experiencia y lo conviertan en fuente de inspiración.

Otra forma de proceder es elegir destinos «familiares», es decir, equipados con el equipamiento adecuado para acomodar a las familias y sus múltiples necesidades especiales.

Un ejemplo virtuoso es el aeropuerto Leonardo da Vinci de Roma Fiumicino. Es una instalación de vanguardia en muchos aspectos y ha sido renovada y rediseñada para mejorar su gama de servicios para todos los pasajeros.

Reurbanización de uno de los aeropuertos más transitados del mundo

Fiumicino es uno de los aeropuertos más transitados del mundo. De hecho, Roma es el cuarto destino más buscado por quienes necesitan planificar un viaje o unas vacaciones. Esto hace que el desafío de quienes tienen que estructurar la buena acogida para una masa tan grande de personas atraídas por la Ciudad Eterna sea particularmente intenso.

Sin embargo, los servicios que ofrece el aeropuerto de Fiumicino parecen evolucionar en función de las necesidades de los viajeros, con especial atención a las de las familias.

Los aeropuertos no siempre están suficientemente equipados, limpios o no son capaces de ofrecer espacios cómodos para pasar largas esperas entre un embarque y el siguiente. Aquí, sin embargo, es posible solicitar y obtener servicios de calidad que mejoren la experiencia de viaje.

Gran atención a las necesidades de las familias

Desde el sitio web muy accesible, es posible ver el gran interés en la calidad de la experiencia de viaje de los visitantes. Toda la información es de fácil acceso y facilita la preparación a tiempo sabiendo con detenimiento lo que necesitas para poder utilizar los diferentes servicios de forma rápida y sencilla.

Es importante poder predecir de antemano el tipo de necesidad que se debe satisfacer. También sepa qué delegar en la estructura, por ejemplo. Por tanto, no hay que preocuparse por los servicios básicos, que están garantizados de forma esencial pero funcional a todos los pasajeros que viajan con niños menores de edad.

Se satisfacen las distintas necesidades para garantizar una estancia sin sorpresas ni ataques de pánico. Después de todo, lo importante es estar preparado para afrontar cualquier reto con el espíritu adecuado pero también con las instalaciones necesarias que ofrece el aeropuerto de Fiumicino. El sitio ofrece información muy clara y accesible también sobre el comportamiento a seguir al abordar.

Se sabe que incluso durante el vuelo, es posible que el bebé necesite ser lavado, comido o bebido. Para no perderse nada para el pequeño, es posible llevar todo lo necesario, independientemente de las estrictas normas que rigen para el transporte de líquidos a bordo.

Si el niño, hasta los 10 años, está presente en el momento del check-in, es posible traer cremas, papilla, otros líquidos siempre que estén contenidos en la misma bandeja. para pasar el minucioso control de embarque.

Suficiente de la pesadilla del cochecito

Uno de los mayores obstáculos cuando se trata de viajar largas distancias con niños pequeños es poder moverse fácilmente incluso cuando se necesita un cochecito. Voluminoso, no siempre muy ligero y a menudo problemático, el cochecito puede ser imprescindible pero al mismo tiempo fuente de grandes dolores de cabeza.

En Fiumicino, es posible contar con diversos servicios para facilitar su uso y embarque. Por ejemplo, los aparcamientos en las diferentes zonas para facilitar las salidas y llegadas están diseñados para garantizar al menos un metro más para simplificar las maniobras. Máquinas tan estrechas como las sardinas pueden dificultar mucho la salida del cochecito del coche. A riesgo de perder su vuelo.

El embarque también se simplifica ya que es más fácil de gestionar si la empresa no le permite llevar el cochecito a bordo. Se encuentran disponibles cintas transportadoras más grandes para facilitar las operaciones de abordaje sin mayores inconvenientes.

Zonas de higiene y descanso

Las distintas secciones del aeropuerto, dentro y fuera de las puertas, están equipadas para acomodar a pequeños pasajeros. Estructuras para facilitar el descanso de los más pequeños están disponibles bajo pedido, luego camas abatibles y otros soportes para facilitar el descanso donde sea necesario y durante el tiempo que sea necesario.

La gran atención a la higiene también está garantizada por los servicios de salud a disposición de mamá o papá para cambiar al bebé con la máxima higiene y seguridad.

El acceso a los puntos de repostaje es aún más sencillo porque puedes solicitar el apoyo del personal del aeropuerto que podrá guiarte, indicarte y ofrecerte los mejores consejos para moverte en espacios nunca antes explorados.

Mucho entretenimiento, tiendas y restaurantes dedicados

Las áreas de juegos y entretenimiento son claramente identificables y están estructuradas para ser fácilmente accesibles dondequiera que esté. Una solución que permite pasar la espera en espacios equipados con juegos y muebles de vivos colores que hacen que el ambiente sea acogedor.

También existe una buena oportunidad para acceder a otros servicios de ocio y entretenimiento para toda la familia. el aeropuerto ofrece un personal shopper gratuito que puede proporcionar información sobre las mejores oportunidades de compra antes de abordar.

No faltan las ventajas que también ofrecen las instalaciones al cliente en la zona del aeropuerto. Así, las zonas de restauración ofrecen siempre cambiadores, tronas e incluso menús especiales para los más pequeños. Incluidos los más pequeños que también pueden tener menús de destete. Una gran oportunidad que te permite viajar ligero sin tener que llevar demasiadas cosas para asegurar el perfecto cuidado de tu bebé.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *