¿Qué es un vigilabebés y cómo funciona?

Ya sea que se trate de una simple radio unidireccional o bidireccional o un sistema de cámara más sofisticado, el objetivo siempre es estar allí, incluso cuando no esté con su bebé.

Los vigilabebés son dispositivos que se utilizan para vigilar al bebé incluso cuando no estás en la misma habitación. Generalmente se utilizan para controlar su sueño y verificar que las condiciones ambientales de la habitación en la que duermen son óptimas para intervenir rápidamente cuando sea necesario. Al contrario de lo que parece sugerir el nombre, no siempre vienen con videos. Los primeros modelos, todavía en el mercado y preferidos por quienes gustan de las cosas simples y sin demasiados adornos, son solo un receptor de radio que registra los ruidos que se producen en el dormitorio.

Hoy, sin embargo, son cada vez más habituales los dispositivos con funciones adicionales, como el de filmar al bebé con una cámara que también puede hacer fotografías. Las posibilidades de utilizar la tecnología de forma inteligente permiten enriquecer estos sencillos dispositivos para que puedan aportar una ayuda inestimable en el cuidado del bebé.

El clásico walkie talkie

El vigilabebés clásico consta de dos dispositivos, una unidad para bebés y otro para los padres. La unidad que se coloca en el dormitorio cerca de la cuna del bebé puede detectar los sonidos producidos en el ambiente para enviar una señal oportuna a la unidad que tienen los padres.

Esto hace que sea fácil notar que el bebé se ha despertado o necesita dormir solo en otra habitación. Aunque las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud recomiendan no dejar que el niño duerma completamente solo, especialmente por la noche, cuando se reduce el umbral de atención, estos dispositivos pueden ayudar en muchos entornos.

Son excelentes para rastrear la calidad del sueño de su bebé durante las siestas de media mañana y tarde. Se trata de herramientas útiles que permiten a los cuidadores del bebé que están solos en casa realizar otras actividades fuera de la habitación sin perder el contacto con la cuna.

El principio que subyace al funcionamiento de los modelos más simples es precisamente el del clásico walkie-talkie, una señal de radio transmite los sonidos que se producen en la habitación. Solo ciertos modelos de este tipo ofrecen la posibilidad de interactuar con el bebé a través de su unidad de padres.

Los modelos más sofisticados

En los modelos más nuevos también es posible interactuar fácilmente con el bebé. Por ejemplo, puedes hacer que escuche tu voz, lanzarle canciones de cuna cuando llegues al dormitorio y el pequeño acaba de despertar. Pero la gran mayoría de los monitores para bebés de última generación están equipados con una cámara para registrar lo que sucede en la habitación.

De esta forma, también es posible crear videos para guardar en la memoria y compartir con sus seres queridos. A menudo, están equipados con sensores de infrarrojos para que puedan tomar fotografías con claridad incluso cuando hay poca luz en la escena.

En esta categoría ciertamente existe el modelo de vigilabebés más vendido, de hecho las funciones adicionales especiales no siempre representan un costo excesivo y puedes comprar un buen producto por poco dinero.

Las funciones esenciales

Los modelos más comunes son la base para la recepción de audio y video. También deben garantizar una señal lo suficientemente grande como para cubrir las distancias recorridas en la casa. Entonces, si está en varios niveles, es bueno verificar que el dispositivo pueda cubrir toda la casa.

Hoy en día, muchos modelos se conectan directamente a la red doméstica y utilizan protocolos de seguridad para hacer inaccesible la información intercambiada por la unidad de padres y la del niño. Además, puedes contar con una mayor estabilidad de la señal y la posibilidad de viajar un poco más lejos que los que solo funcionan gracias a la señal de radio.

Y lo mas buscado y original

Los vigilabebés pueden hacer un poco de todo. Por ejemplo, se pueden utilizar como luces nocturnas, como focos para proyectar imágenes coloridas y cautivadoras en las paredes de la habitación. Puede configurarlos para que canten la canción de cuna o cuenten cuentos de hadas para ayudar al bebé a dormir.

Si la resolución de la cámara es alta, entonces la calidad de las imágenes y videos tomados con el vigilabebés también será satisfactoria y hará que quieras guardar recuerdos de tu pequeño mientras duerme. También se puede utilizar un monitor para bebés para comprobar la temperatura ambiente. Es importante que no haga demasiado calor y que no supere los 20 ° C para permitir una buena respiración y asegurar una calidad de descanso satisfactoria para el niño.

Aspectos de seguridad que no deben subestimarse

Casi todos los nuevos monitores para bebés funcionan al conectarse a la red doméstica. Es una gran comodidad que te permite estar siempre conectado a la actividad que está realizando el pequeño incluso cuando tienes que mantenerte alejado de él.

Al poder acceder a la red doméstica y los dispositivos conectados a ella, es fácil seguir el progreso y el crecimiento del bebé incluso si no está sucediendo directamente debajo de su nariz.

Una de las posibles fallas de este sistema es que los dispositivos conectados a la misma red doméstica pueden ser el objetivo de los atacantes.

De hecho, no es difícil acceder a toda la red gracias a los elementos críticos que consisten en sistemas de encriptación débiles, contraseñas fácilmente decodificadas o software y firmware obsoletos que abren puertas de acceso. ciberdelincuentes. Es bueno estar siempre atento al estado de los dispositivos que se conectan a tu red doméstica para asegurarte de no sufrir ataques no deseados.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *