Dieta para embarazadas: Qué comer y qué no

Dieta para embarazadas: Qué comer y qué no

Una dieta equilibrada para la mujer embarazada debe contener todos los nutrientes principales y ser rica en frutas y verduras bien lavadas para complementar sustancias útiles para ambos

Puedes comer mayonesa estando embarazada Y el jamón? Sushi? Durante la gestación, las reglas alimentarias son muy similares a las previstas en una dieta equilibrada que se debe seguir normalmente? Es útil tomar algunas precauciones, útiles para prevenir la aparición de algunas enfermedades que podrían representar un peligro para el desarrollo del feto.

En este caso, será suficiente privilegiar algunas precauciones y limitar el consumo de ciertos platos con mayor riesgo. Se debe evitar que los principales vehículos de intoxicación alimentaria, por ejemplo, verduras sin lavar, mariscos, conservas domésticas, huevos crudos, limiten los riesgos.

Ciertamente, la regla aplica que «comer para dos» no es una buena regla. Por lo general, todos los nutrientes útiles para permitir el desarrollo fetal correcto están presentes en la tabla, por lo tanto, no es necesario aumentar las dosis. Del mismo modo, es bueno recordar que el peso tomado y que a menudo dura después del parto es funcional y no una marca de insuficiencia. Por lo tanto, es importante evitar alimentarse bien por miedo a sentirse gordo.

Las reglas de nutrición en el embarazo

En general, se considera que nuestra dieta, especialmente si se basa en los principios de la dieta mediterránea, es adecuada para satisfacer las necesidades de la mujer embarazada. La variedad es el elemento central para garantizar un suministro justo de nutrientes. Además, se cree que variar la dieta puede limitar la aparición de alergias o intolerancias alimentarias en el niño. Los nutrientes y cualquier alérgeno pasan a través del filtro materno y el feto aprende a reconocerlos. Posteriormente, la lactancia materna también será útil para introducir los principales alérgenos y verificar de forma protegida si pueden ocurrir reacciones.

Cuando se le pregunta qué comer en el embarazo la respuesta siempre debe ser: un poco de todo. La regla principal es variar, pero siempre teniendo cuidado de introducir alimentos «saludables». Lo mismo que recomendamos preferir disfrutar de buena salud. Por lo tanto, es bueno favorecer los alimentos de origen vegetal, mejor si están bien lavados y bien cocinados. Las legumbres y los cereales se pueden combinar para diferenciar la fuente de macronutrientes, proteínas y carbohidratos. También puede seguir sus instintos y privilegiar aquellos alimentos que brindan una sensación de bienestar.

Qué no comer durante el embarazo

La lista de alimentos estrictamente prohibidos es fácil de reconocer: se encuentran entre los tabúes de cada dieta equilibrada y, en particular, deben evitarse aquellos que pueden transmitir patologías. En la parte superior de la lista, el hogar conserva. La relación atávica del amor incondicional y el miedo a no reconocer los signos de la presencia de toxinas, en este caso debe dejarse de lado. Este no es el momento de arriesgarse a envenenamiento botulínico u otros patógenos que pueden convertirse en vegetales, en aceite, mermeladas y similares.

Los mariscos, mejillones y almejas y el pescado crudo son un capricho que se otorga de vez en cuando, pero pueden conducir al desarrollo de hepatitis y otras infecciones graves que se evitan mejor. También para el ricotta durante el embarazo existen limitaciones, porque durante el proceso de producción la carga bacteriana no está completamente puesta a cero y podría ser un vehículo para la brucelosis.

El alcohol no es un elemento absorbido por el cuerpo, lo que de hecho lo expulsa de diferentes maneras para deshacerse de su toxicidad, incluida la placenta y, por lo tanto, la sangre del feto. Si se toma en exceso, ahora puede causar que el síndrome de alcoholismo fetal cause discapacidades permanentes en el niño. De hecho, no hay datos confiables sobre el umbral mínimo o la fase de consumo de alcohol que pueda causar daños al niño. Por esta razón, se recomienda no tocar ni una gota de alcohol mientras espera.

Entre los alimentos para evitar en el embarazo a veces también hay frutas y verduras porque pueden representar un peligro potencial. Si no está bien lavado, puede transmitir toxoplasmosis y por esta razón se recomienda no comer ensalada en el restaurante porque puede no estar perfectamente limpio. Pero sin duda sería un grave error evitar consumir estos alimentos, ya que es suficiente para lavarlos con cuidado.

En jamón cocido en el embarazo existen diferentes opiniones, pero las recomendaciones en general prevén limitar el consumo de alimentos ricos en grasas y sal. Exactamente como debe hacerse todos los días en condiciones normales.

La ayuda del nutricionista

En algunos casos, puede ser útil pedirle ayuda a un experto para desarrollar una dieta adaptada a la madre. Este es a menudo un caso límite, generalmente una mujer puede reconocer sus necesidades y satisfacer sus deseos de manera equilibrada. Pero no está del todo mal pedirle al nutricionista que procese uno dieta semanal que sirve para disipar dudas o intervenir en casos límite.

Si las condiciones iniciales presentan problemas críticos, podría dar su opinión sobre si comer o no alimentos particulares, tal vez allí bresaola en el embarazo si la mujer muestra un deseo abierto. Después de todo, cuidar la salud de la madre es tan importante como comprar el kit, el cuna y cualquier otro aspecto relacionado con el período de espera dulce.

Riesgos relacionados con el sobrepeso en el embarazo

Es bueno no subestimar los efectos sobre el cuerpo si excede el aumento de peso. Un aumento de peso excesivo trae consigo todas las consecuencias negativas conocidas. La fatiga del sistema cardiovascular podría causar dificultades durante el parto. Podría causar hipertensión con las graves consecuencias asociadas con este fenómeno, conocido como preeclampsia o gestosis.

Es útil moverse y caminar para liberar la tensión y promover la circulación sanguínea, si no puede salir, es apropiado pensar en la compra de la mejor cinta de correr para seguir moviéndose.

¿Qué es la preglorexia?

Puede sucederle a perder peso en el embarazo especialmente durante las primeras semanas, esto representa una reacción corporal completamente normal. Por otro lado, no es deseable que el peso disminuya durante los siguientes meses, cuando podría indicar una criticidad en el desarrollo del feto.

Influenciadas por ejemplos negativos como algunas estrellas de la jet set, algunas mujeres pueden desarrollar un trastorno alimentario conocido como pregnorexia. La anorexia durante el embarazo es un fenómeno marginal, pero podría ser la manifestación de un trastorno psicológico grave que necesita un apoyo efectivo.

2 thoughts on “Dieta para embarazadas: Qué comer y qué no

  1. Pingback: Dieta para embarazadas: Qué comer y qué no – Cosas para Bebe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *