Cómo usar y para qué sirve el calienta biberones

Ya sea en casa o de viaje, poder calentar leche o papillas con total autonomía es un gran alivio que no debe subestimarse.

Existen muchas soluciones para calentar la leche de forma cómoda y rápida y ofrecérsela al bebé en el momento adecuado. El calientabiberones es el más seguro y fácil de usar, en comparación con la clásica cacerola con agua hirviendo para calentar al baño maría. De hecho, el método tradicional utilizado hasta hace algunas generaciones era solo eso. El baño María sigue siendo el preferido por muchos a los que no les gusta rodearse de demasiados artilugios de corta duración.

Sin embargo, la belleza del calienta biberones radica en la posibilidad de simplificar esta operación y hacerla más segura y automática.

Existen modelos digitales que muestran constantemente la temperatura de la leche para evitar que se sobrecaliente. U otras soluciones adecuadas para ser utilizadas también durante el destete. Finalmente, el termo seguirá ofreciendo su utilidad durante los próximos años cuando viaje fuera de la ciudad.

¿Por qué preferir el calientabiberones a la cacerola para el baño María?

Ya sea que se trate de leche de fórmula para preparar calentando el agua y disolver el polvo, o leche materna, bombeada con un extractor de leche, la pregunta no cambia: el bebé debe comer cuando sea el momento. Es posible evitar que se despierte gritando y atacando al monstruo negro del hambre súbita marcando momentos e intervalos bien identificados.

Aparte del primer momento de desorientación, será fácil crear rutinas que permitan a los padres anticiparse y empezar a preparar la leche antes de que el pequeño tenga realmente hambre. La belleza del calienta biberones sobre la olla con agua para calentar es que mantiene constante la temperatura de la leche. No hay riesgo de jugar demasiado temprano y dejar que el bebé que ha preferido dormir unos minutos más encuentre leche fría.

Otra ventaja muy importante es que un buen modelo evita el riesgo de sobrecalentamiento de la leche. Una vez que la leche haya alcanzado la temperatura adecuada, alrededor de 37 °, continúe guardándola hasta que sea posible ofrecérsela al bebé.

Seguir las instrucciones del fabricante es la primera recomendación.

Los tiempos necesarios para calentar la leche o la papilla no son todos iguales. Las cantidades de producto a calentar también afectan la sincronización. Normalmente, la mejor solución para comprender cómo funciona el calientabiberones es seguir las instrucciones del fabricante.

Por lo general, una tabla detallada muestra cuánto tiempo se tarda en calentar 1 ml de leche o papilla semisólida para bebés. Los líquidos y los alimentos para bebés tienen diferentes momentos para absorber el calor del líquido en el que están sumergidos.

Para estar seguro de encontrar la solución óptima, es buena idea hacer algunas pruebas y sobre todo no olvides agitar la leche o mezclar bien la papilla para asegurarte de que la temperatura sea la misma en todo el contenido.

Los modelos más rápidos son los que funcionan a baño maría, calentando así el agua del interior. Si los más seguros usan resistencia al calor difuso, no hay riesgo de derrame de agua, pero también son más lentos.

La prueba de pulso siempre vale la pena

No importa qué método elija para recalentar la comida de su bebé. La prueba de temperatura siempre debe realizarse antes de ofrecérsela al recién nacido. Es un hábito que rápidamente se vuelve automático pero que evita al niño el riesgo de quemaduras.

Por la misma razón, recomendamos encarecidamente no calentar la leche en el microondas. Este sistema aparentemente rápido y seguro tiene algunas contraindicaciones muy importantes a tener en cuenta. La acción de las microondas es particular y no sigue la misma dinámica de difusión del calor que la que se produce en la estufa. Existe el riesgo de que haya algunas zonas muy frías y otras extremadamente calientes.

La muñeca es un área muy sensible y puede identificar de inmediato si la temperatura está por encima de lo normal. Es más que las yemas de los dedos lo que puede adormecerse con el uso. Mezclar bien y verter una gota en tu muñeca es la forma analógica universal perfecta para estar seguro de lo que tu pequeño está a punto de comer.

Un aliado también para la lactancia natural con leche materna

Se cree que el biberón es exclusivo de la fórmula para lactantes, mientras que no se considera la posibilidad de aliviar a las madres lactantes de una tarea seria. Siempre es más fácil encontrar extractores de leche discretos y fáciles de usar incluso cuando el bebé está amamantando. Cuando es posible abastecerse de leche natural, es posible delegar las tareas de cuidar y alimentar al bebé en otros, liberando así a la madre del vínculo de la presencia constante.

Ya sea que esté calentando la leche extraída en 24 horas o descongelando las existencias del congelador, el calientabiberones hace el mejor trabajo. Por tanto, resulta ser un aliado en la gestión de las necesidades del recién nacido incluso cuando se opta por las soluciones de puericultura más naturales y sostenibles.

La leche se puede almacenar en bolsitas que ocupan poco espacio en el congelador o en vasos pequeños con el mismo hilo que el chupete. Por lo tanto, se transforman directamente en biberones para ofrecer al niño después de haber descongelado su contenido.

Usos alternativos del calienta biberones

Estos objetos pueden ser muy simples o incluir funciones auxiliares que son útiles incluso después del período de retiro. Una de las más comunes es proporcionar suficiente espacio para calentar también la olla de comida para bebés. También debería ser posible descongelar la comida para bebés, quizás la preparada en casa con ingredientes seleccionados y métodos personalizados.

Otras funciones accesorias útiles están representadas por la capacidad de cocinar ellos mismos alimentos para bebés. Es fácil encontrar modelos que incluyan cocinar, homogeneizar, calentar y descongelar alimentos para bebés en un solo dispositivo. A menudo, estas mismas máquinas también son capaces de esterilizar pequeños artículos cotidianos para el cuidado del bebé.

El termo especialmente diseñado para bebés también se puede utilizar en el futuro sin restricciones. Puedes optar por un uso exclusivo durante el primer periodo y luego se pueden utilizar para llevar bebidas frías o calientes durante las salidas.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *